¿Sabe cuál es su estilo de inversión? Si es usted como la mayoría de los inversores, probablemente no haya pensado mucho en ello. Sin embargo, adquirir una comprensión básica de los principales estilos de inversión es una de las formas más rápidas de dar sentido a las miles de inversiones disponibles en el mercado actual.

Los principales estilos de pueden desglosarse en tres dimensiones: gestión activa frente a gestión pasiva, de crecimiento frente a la de valor, y empresas de pequeña capitalización frente a empresas de gran capitalización. Recorrer cada una de ellas y evaluar sus preferencias le dará una idea rápida de qué estilos que encajan con su personalidad.

Tabla de contenidos

Gestión activa o pasiva

6 estilos de inversión: ¿Cuál se adapta a usted?
6 estilos de inversión: ¿Cuál se adapta a usted?

Para determinar el estilo, un inversor debe considerar en primer lugar hasta qué punto cree que los expertos financieros pueden crear rendimientos superiores a los normales.
Los inversores que deseen que gestores profesionales seleccionen cuidadosamente sus participaciones estarán interesados en la gestión activa. Los fondos de gestión activa suelen contar con una plantilla a tiempo completo de investigadores financieros y gestores de cartera que buscan constantemente obtener mayores rendimientos para los inversores. Dado que los inversores deben pagar por la experiencia de este personal, los fondos de gestión activa suelen cobrar gastos más elevados que los fondos de gestión pasiva.

Algunos inversores dudan de la capacidad de los gestores activos en su búsqueda de rendimientos superiores. Esta postura se basa principalmente en estudios empíricos que demuestran que, a largo plazo, muchos fondos pasivos obtienen mejores rendimientos para sus inversores que fondos similares de gestión activa.

  • Los fondos de gestión pasiva tienen una ventaja intrínseca: al no requerir investigadores, los gastos del fondo suelen ser muy bajos.

Crecimiento o valor

La siguiente cuestión que deben plantearse los inversores es si prefieren invertir en empresas de rápido crecimiento o en líderes del sector infravalorados. Para determinar a qué categoría pertenece una empresa, los analistas examinan una serie de parámetros financieros y utilizan su juicio para determinar qué etiqueta encaja mejor.

El estilo basado en el crecimiento busca empresas con elevadas tasas de crecimiento de los beneficios, alta rentabilidad de los recursos propios, altos márgenes de beneficios y baja rentabilidad de los dividendos. La idea es que si una empresa reúne todas estas características, suele ser innovadora en su campo y ganar mucho dinero. Por lo tanto, crece muy rápidamente y reinvierte la mayor parte o la totalidad de sus beneficios para seguir creciendo en el futuro.

El estilo en valor se centra en comprar una empresa fuerte a buen precio. Así, los analistas buscan una relación precio/beneficios baja, una relación precio/ventas baja y, por lo general, una mayor rentabilidad por dividendo. Los principales ratios del estilo de valor muestran cómo este estilo se preocupa mucho por el precio al que compran los inversores.

6 estilos de inversión: ¿Cuál se adapta a usted?

Empresas de pequeña o gran capitalización

La última pregunta para los inversores se refiere a su preferencia por invertir en empresas grandes o pequeñas. La medida del tamaño de una empresa se denomina “capitalización bursátil” o “cap” para abreviar. La capitalización bursátil es el número de acciones en circulación de una empresa multiplicado por el precio de la acción.

Algunos inversores creen que las empresas de pequeña capitalización deberían poder ofrecer mejores rendimientos porque tienen mayores oportunidades de crecimiento y son más ágiles. Sin embargo, el potencial de mayor rentabilidad de las empresas de pequeña capitalización conlleva un mayor riesgo. Entre otras cosas, las empresas más pequeñas cuentan con menos recursos y suelen tener líneas de negocio menos diversificadas. Los precios de las acciones pueden variar mucho más, provocando grandes ganancias o grandes pérdidas. Así pues, los inversores deben sentirse cómodos asumiendo este nivel adicional de riesgo si quieren aprovechar un potencial de mayor rentabilidad.

Los inversores más reacios al riesgo pueden sentirse más cómodos con los valores de gran capitalización más fiables. Entre los nombres de las grandes capitalizaciones, encontrará muchos nombres comunes, como GE, Microsoft y Exxon Mobil. Estas empresas existen desde hace tiempo y se han convertido en los gorilas de 500 libras de sus sectores. Es posible que estas empresas no puedan crecer tan rápidamente, puesto que ya son muy grandes. Sin embargo, tampoco es probable que quiebren sin previo aviso. De las grandes capitalizaciones, los inversores pueden esperar rendimientos ligeramente inferiores a los de las pequeñas, pero también menos riesgo.

Lo esencial a la hora de definir su Inversión

Los inversores deben reflexionar detenidamente sobre su posición en cada una de estas tres dimensiones del estilo de inversión. Definir claramente el estilo que le conviene le ayudará a seleccionar inversiones con las que se sentirá cómodo a largo plazo.

Te invitamos a Revisar nuestro Calendario de Webinars Gratuito donde podrás participar junto a nuestros análistas EN VIVO con una serie de Temas de Trading


¿Tienes alguna duda o comentario acerca de este tema? escríbanos a clientes@inversionesytrading.com

Ahora, si quieres aprender algunas estrategias para poder hacer trading, te invito a que revises nuestro canal de Youtube donde encontrarás mucho material educativo. Haz clic aquí.