El juego se define como apostando a alguna contingencia, es decir, a un resultado aleatorio, a menudo con un rendimiento esperado negativo. Sin embargo, cuando se considera el Trading, el juego adquiere una dinámica mucho más compleja que la que presenta la definición. Muchos traders apuestan sin ni siquiera saberlo, operando de una forma o por un motivo que es completamente dicotómico con el éxito en los mercados.

En este artículo, examinaremos las formas ocultas en las que el juego se cuela en las prácticas de trading, así como el estímulo que puede llevar a una persona a operar (y posiblemente apostando) en primer lugar.

Tabla de contenidos

¿Estás invirtiendo o apostando?
¿Estás invirtiendo o apostando?

Destacado

  • Hay dos rasgos comunes en quienes muestran tendencias ludópatas cuando operan.
  • Si una persona opera por emoción o por razones de prueba social, en lugar de hacerlo de forma metódica, es probable que esté operando con un estilo de juego.
  • Si una persona hace trading sólo para ganar, es probable que esté apostando. Los operadores con una actitud de “debe ganar” a menudo no reconocen una operación perdedora y salen de sus posiciones.

Tendencias ocultas al estar Apostando

Es muy probable que cualquier persona que crea que no tiene tendencias de juego no admita de buen grado que las tiene si resulta que, de hecho, está actuando por impulsos de juego. Sin embargo, descubrir los motivos subyacentes a nuestras acciones puede ayudarnos a cambiar nuestra forma de tomar decisiones en el futuro.

Antes de profundizar en las tendencias de juego cuando se opera, hay una tendencia que se manifiesta en muchas personas incluso antes de operar. Esta misma motivación sigue afectando a los operadores a medida que adquieren experiencia y se convierten en participantes habituales del mercado.

Prueba social

Puede que algunas personas ni siquiera tengan interés en Trading o invertir en los mercados financieros, pero la presión social les induce a hacerlo de todos modos. Esto es especialmente común cuando un gran número de personas hablan de invertir en los mercados (a menudo durante la fase final de un mercado alcista). La gente se siente presionada a conformarse con su círculo social. Así, invierten para no faltar al respeto o despreciar las creencias de los demás, o para no sentirse excluidos.

Realizar algunas operaciones para apaciguar a las fuerzas sociales no es apostar en sí mismo si la gente sabe realmente lo que está haciendo. Pero entrar en una transacción financiera sin una sólida comprensión de la inversión es apostar. Esas personas carecen de los conocimientos necesarios para controlar la rentabilidad de sus decisiones.

Hay muchas variables en el mercado, y la desinformación entre inversores o comerciantes crea un escenario de apuestas. Mientras no se desarrollen conocimientos que permitan a las personas superar las probabilidades de perder, se está apostando con cada transacción que se produce.

Factores que contribuyen a la ludopatía

Una vez que alguien se involucra en los mercados financieros, existe una curva de aprendizaje que, basándose en el debate anterior sobre la prueba social, puede parecer un juego. Esto puede o no ser cierto en función de la persona. La forma en que la persona aborde el mercado determinará si se convierte en un operador de éxito o sigue siendo un jugador perpetuo en los mercados financieros.

Los siguientes dos rasgos (entre muchos otros) se pasan por alto fácilmente, pero contribuyen a las tendencias de juego en los operadores.

Apostando (Trading) por la emoción

Incluso una operación perdedora puede despertar emociones y una sensación de poder o satisfacción, sobre todo cuando se relaciona con la prueba social. Si todo el mundo en el círculo social de una persona está perdiendo dinero en los mercados, perder dinero en una operación permitirá a esa persona entrar en la conversación con su propia historia.

Cuando una persona opera por emoción o por razones de prueba social, es probable que esté operando con un estilo de juego, en lugar de hacerlo de forma metódica y probada. Operar en los mercados es emocionante: conecta a la persona con una red global de operadores e inversores con ideas, antecedentes y creencias diferentes. Sin embargo, dejarse atrapar por la “idea” de operar, por la emoción o por los altibajos emocionales, es probable que le impida actuar de forma sistemática y metódica.

Importante : Especular implica hacer una inversión arriesgada, pero con un rendimiento esperado positivo. El rendimiento esperado de los juegos de azar es siempre negativo para el jugador, aunque algunos tengan suerte y ganen a corto plazo.

Trading para ganar y no operar con un sistema

Operar de forma metódica y sistemática es importante en cualquier escenario basado en probabilidades. Operar para ganar parece la razón más obvia para operar. Después de todo, ¿para qué operar si no se puede ganar? Pero hay un defecto perjudicial oculto cuando se trata de esta creencia y del trading.

Aunque ganar dinero es el resultado global deseado, operar para ganar puede alejarnos aún más de ganar dinero. Si ganar es nuestra principal motivación, es probable que se produzca el siguiente escenario:

Taylor compra una acción que considera sobrevendida. La acción sigue cayendo, lo que coloca a Taylor en una posición negativa. En lugar de darse cuenta de que la acción no está simplemente sobrevendida y de que debe estar pasando algo más, Taylor sigue manteniéndola, con la esperanza de que la acción se recupere y así poder ganar (o al menos alcanzar el punto de equilibrio) en la operación. El hecho de centrarse en ganar ha obligado al operador a no salir de las posiciones malas, porque hacerlo sería admitir que ha perdido.

Los buenos operadores sufren muchas pérdidas, admiten que se equivocan y reducen los daños. No tener que ganar en cada operación y asumir pérdidas cuando las condiciones indican que deberían hacerlo es lo que les permite ser rentables en muchas operaciones. Mantener posiciones perdedoras después de que las condiciones de entrada originales hayan cambiado o se hayan vuelto negativas significa que el inversor está apostando y ya no utiliza métodos de inversión sólidos (si es que alguna vez los utilizó).

Lo esencial

Las tendencias ludópatas son mucho más profundas de lo que la mayoría de la gente percibe en un principio y van mucho más allá de las definiciones estándar. El juego puede adoptar la forma de una necesidad de probarse socialmente a uno mismo, o de actuar de una manera para ser socialmente aceptado, lo que lleva a actuar en un campo del que se sabe poco.

El estar apostando en los mercados suele ser evidente en personas que lo hacen sobre todo por el subidón emocional que reciben de la emoción y la acción de los mercados. Por último, confiar en la emoción o en una actitud de “hay que ganar” para obtener beneficios -en lugar de operar con un sistema metódico y probado- indica que la persona está apostando en los mercados y que es poco probable que tenga éxito a lo largo de muchas operaciones en el trading.

Te invitamos a Revisar nuestro Calendario de Webinars Gratuito donde podrás participar junto a nuestros análistas EN VIVO con una serie de Temas de Trading


¿Tienes alguna duda o comentario acerca de este tema? escríbanos a clientes@inversionesytrading.com

Ahora, si quieres aprender algunas estrategias para poder hacer trading, te invito a que revises nuestro canal de Youtube donde encontrarás mucho material educativo. Haz clic aquí.

88 / 100
Educación de Trading, Estrategias, Indicadores, Cursos | Noticias de Stocks, Índices y mucho más