Los fondos cotizados en bolsa, o ETF, son una forma fácil de empezar a invertir. Los ETF son bastante sencillos de entender y pueden generar unos rendimientos impresionantes sin mucho gasto ni esfuerzo. Esto es lo que debe saber sobre los ETF, cómo funcionan y cómo comprarlos.

¿Qué es un ETF?

Un fondo cotizado, o ETF, permite a los inversores comprar muchas acciones o bonos a la vez. Los inversores compran acciones de los ETF, y el dinero se utiliza para invertir según un objetivo determinado. Por ejemplo, si compra un ETF del S&P 500, su dinero se invertirá en las 500 empresas de ese índice.

ETFs vs. fondos mutuos

Una pregunta habitual es en qué se diferencian los ETF de los fondos mutuos, ya que el principio básico es el mismo.

La principal diferencia entre estos dos tipos de vehículos de inversión es la forma de comprarlos y venderlos. Los fondos de inversión cotizan una vez al día, y normalmente se invierte una cantidad fija de dinero. Los fondos mutuos pueden comprarse a través de un corredor de bolsa o directamente al emisor, pero el punto clave es que la transacción no es instantánea.

Por otro lado, los ETFs cotizan igual que las acciones en las principales bolsas, como el NYSE y el Nasdaq. En lugar de invertir una cantidad fija en dólares, usted elige cuántas acciones quiere comprar. Como cotizan como las acciones, los precios de los ETFs fluctúan continuamente a lo largo del día de negociación, y usted puede comprar acciones de ETFs siempre que el mercado de valores esté abierto.

Entendiendo los fundamentos de los ETF

Invertir en ETFs

Antes de seguir adelante, hay algunos conceptos que es importante conocer antes de comprar sus primeros ETF.

  • ETF pasivos frente a activos: Hay dos tipos básicos de ETF. Los ETF pasivos (también conocidos como fondos índice) se limitan a seguir un índice bursátil, como el S&P 500. Los ETF activos contratan a gestores de cartera para que inviertan su dinero. Lo más importante es que los ETFs pasivos quieren  igualar el rendimiento de un índice. Los ETF activos quieren superar la rentabilidad de un índice.
  • Ratios de gastos: Los ETFs cobran comisiones, conocidas como ratio de gastos. Verá que el ratio de gastos aparece como un porcentaje anual. Por ejemplo, un ratio de gastos del 1% significa que pagará 10 dólares en comisiones por cada 1.000 dólares que invierta. En igualdad de condiciones, un ratio de gastos más bajo le ahorrará dinero.

Dividendos: La mayoría de los ETFs pagan dividendos. Puede elegir que los dividendos del ETF se le paguen en efectivo, o puede elegir que se reinviertan automáticamente a través de un plan de reinversión de dividendos.

Entendiendo los impuestos a los ETFs

Si compra ETFs en una cuenta de corretaje estándar, debe saber que pueden dar como resultado una renta imponible. Cualquier ganancia que obtenga por la venta de un ETF será gravada según las normas del impuesto sobre las ganancias de capital, y cualquier dividendo que reciba probablemente también será sujeto a impuesto.

¿Cuánto dinero necesita para poder invertir en ETFs?

Los ETF no tienen requisitos mínimos de inversión, al menos no en el mismo sentido que los fondos mutuos. Sin embargo, los ETF se negocian por acción, por lo que, a menos que su agente ofrezca la posibilidad de comprar acciones fraccionadas, necesitará al menos el precio actual de una acción para empezar.

Ventajas y desventajas de los ETFs

Ventajas de invertir en ETFs:

  • Los ETFs proporcionan exposición a una variedad de acciones, bonos y otros activos, normalmente con un gasto mínimo.
  • Los ETFs eliminan las conjeturas de la inversión en acciones. Permiten a los inversores igualar el rendimiento del mercado a lo largo del tiempo, que históricamente ha sido bastante fuerte.
  • Los ETF son más líquidos (fáciles de comprar y vender) que los fondos mutuos. Los brokers online facilitan la compra o venta de ETFs con un simple clic del ratón.
  • Puede ser extremadamente complicado invertir en bonos individuales, pero un ETF de bonos puede hacer que la parte de renta fija de su cartera sea muy fácil.

Posibles desventajas de los ETFs:

  • Dado que los ETFs poseen un surtido diverso de acciones, no tienen tanto potencial de rentabilidad como la compra de acciones individuales.
  • Los ETF suelen ser de bajo coste, pero no son gratuitos.

Cómo empezar a invertir en ETFs

ETF Trading
  • Abra una cuenta en un Broker
  • Elija sus primeros ETFs.
  • Deje que los ETFs hagan el trabajo duro por usted.

Paso 1: Abra una cuenta en un broker.

Necesitará una cuenta en un broker para poder comprar o vender ETFs. Lo mejor es comparar las características y la plataforma de cada broker. Si es un inversor nuevo, puede ser una buena idea elegir un broker que ofrezca una amplia gama de funciones educativas.

Si necesita apoyo para la elección de un broker, nuestro equipo con más de 11 años de experiencia en la industria te pueden orientar de mejor manera para que así no cometa equivocaciones que a futuro pueden costar mucho dinero. Solicite una llamada gratuita para evaluar a un broker aquí.

Paso 2: Elija su primer ETFs.

Para los principiantes, los fondos indexados pasivos suelen ser la mejor opción. Los fondos indexados son más baratos que sus homólogos de gestión activa, y la realidad es que la mayoría de los fondos de gestión activa no superan a su índice de referencia a lo largo del tiempo.Teniendo esto en cuenta, aquí hay una lista de ETFs, y una breve descripción de en qué invierte cada uno, para los principiantes que están empezando a construir sus carteras:

Ejemplos de ETFs: Los 10 mejores ETFs para principiantes
  1. Vanguard S&P 500 ETF (NYSEMKT:VOO) – Empresas americanas grandes
  2. Schwab U.S. Mid-Cap ETF (NYSEMKT:SCHM) – Empresas amercianas medianas
  3. Vanguard Russell 2000 ETF (NYSEMKT:VTWO) – Empresas americanas de menor tamaño
  4. Schwab International Equity ETF (NYSEMKT:SCHF) – Empresas no americanas de gran tamaño
  5. Schwab Emerging Markets Equity ETF (NYSEMKT:SCHE) – Empresas de países con economía en desarrollo.
  6. Vanguard High-Dividend ETF (NYSEMKT:VYM) — Acciones que pagan dividendos por encima de la media
  7. Schwab U.S. REIT ETF (NYSEMKT:SCHH) — Fondos de inversión inmobiliaria 
  8. Schwab U.S. Aggregate Bond ETF (NYSEMKT:SCHZ) — Bonos de todas las variedades y plazos de vencimiento Vanguard Total World Bond Fund (NASDAQ: BNDW) — Incluye bonos internacionales, así como bonos estadounidenses de distintas duraciones y vencimientos.
  9. Invesco QQQ Trust (NASDAQ: QQQ) – Sigue el índice Nasdaq-100, que tiene una gran presencia de valores tecnológicos y de crecimiento.

Paso 3: Deje que sus ETFs hagan el trabajo duro por usted.

Es importante tener en cuenta que los ETFs están generalmente diseñados para ser inversiones sin mantenimiento.

Los nuevos inversores suelen tener la mala costumbre de revisar sus carteras con demasiada frecuencia y de reaccionar emocionalmente a los movimientos importantes del mercado. De hecho, el inversor medio de fondos obtiene un rendimiento muy inferior al del mercado a lo largo del tiempo, y el exceso de operaciones es la razón principal. Así que, una vez que se compran acciones de algunos grandes ETF, el mejor consejo es dejarlos tranquilos y que hagan lo que deben hacer: producir un excelente crecimiento de la inversión durante largos periodos de tiempo.

About Author

Instructores de Inversiones y Trading